top of page

Hotel en Misiones

Karadya BIO-RESERVA

Estudio Borrachia Arquitectos

 

En la Mesopotamia Argentina al Noreste de la Provincia de Misiones y a una hora de las Cataratas de Iguazú, se proyectaron una serie de edificios autosuficientes, diseñados como parte de un emprendimiento integral de eco-turismo  llamado "Karadya" Bio-reserva .

Promovidos  por una pareja de biólogos en el corazón del corredor biológico que une o separa a los parques naturales provinciales Urugua-í y Foerster, en una  zona única en el mundo por su biodiversidad y características ambientales, estos edificios reflexionan acerca de la necesaria relación simbiótica entre  naturaleza y arquitectura ( ver apartado "edificios hábitat" ).  

Una exhaustiva mirada sobre la selva, analizando sus diferentes estratos, y la flora y la fauna que se desprenden de ellos, y un concepto claro, totalmente preservacionista, : que  la arquitectura no altere en nada estos ecosistemas sino que los potencie o que participe como una pieza activa del conjunto; Sumado a  las premisas  que derivan del tipo de turismo que se intenta desarrollar,  han derivado en que cada uno de los edificios se relacione con la selva, sus estratos y particularidades, activando mecanismos de cohesión y colocando al habitante como un observador/testigo de los procesos naturales de los que los mismos edificios participan.

Así se han proyectado cinco edificios :  El "mirador", una cabaña que disfruta del estrato selvático  mas alto y las vistas lejanas , la "cabaña puente", por la que atraviesa un pequeño arroyo y que se nutre de la fauna y flora de las zonas mas húmedas de la selva,  las "madrigueras", unas construcciones muy pequeñas que se colocan al ras del suelo y en contacto directo con el estrato inferior, y el "SUM", un edificio de 40 metros de largo por 6 de ancho que contiene todos los programas sociales y comunes de la reserva , (comedor , estar, auditorio , cocina y servicios ) y que emerge de la selva por entre los arboles hacia una fuerte pendiente por sobre la entrada a todo el biolodge.

Al primero en construirse lo llamamos, ”La torre”, y es el único de ellos que atravesando los distintos estratos de la selva se eleva hasta la copa de los árboles colocándose a la altura de observación de una fauna y flora particular para cada estrato. Su condición de edificio inserto en la espesura cerrada de la selva vírgen y con arboles  de mas de 20 metros de altura lo posiciona en una situación muy diferente a la que existe para los mismos estratos en áreas de vegetación mas baja , o que ha sido talada en algún momento y vuelto a crecer,  o en la margen de un río.

El terreno, con una leve inclinación en el camino de acceso, y hacia donde se vuelca la vista del dormitorio en el último piso,   favorece la esbeltez del edificio  y lo eleva alrededor de 15 metros por sobre la cota de llegada . Una vez atravesado este camino y alejándose de la torre el terreno cae abruptamente logrando que las vistas abiertas de la cabaña hacia la selva frente a ella sean privilegiadas.

Por otro lado y en contraposición , las tres caras restantes , la que contiene la escalera y los accesos  , la que abre las vistas del estar-comedor con un espacio de balcón, y el baño en la planta superior, miran a la selva cercana y sumen al edificio en su espesura .

Los dos ambientes que restan y completan el programa son la "galería", o estar exterior en planta baja , y la azotea de deck o "mirador". Ambos poseen vistas hacia todas estas situaciones por igual y desde distintas perspectivas en relación con la altura. Estar en cualquiera de estos dos lugares implica comprender la selva en todas sus dimensiones y relacionarse de manera efectiva con las diferentes especies, flora y fauna, que la habitan.

Por todas estas situaciones, la ubicación de la torre es ideal para el avistamiento de aves, e incluso  se presta a si misma como nido de las "familias"  que podrán albergarse dentro de los muros de madera en espacios perforados y  dispuestos especialmente para ellas. Estos espacios, a los que llamamos “cajas-nido” pueden ser abiertos desde dentro de la cabaña y así observar sin ser descubiertos, a través de un vidrio y  a la manera de un voyeur, o un investigador, la forma  de vida y el hábitat de las especies que suelen anidar en ellos.

Cada orificio de caja-nido posee un tamaño particular, que a la manera de un catalogo, releva las distintas posibilidades de anidar de los pájaros según sus dimensiones .

Concebida íntegramente en madera, desde su estructura de soporte hasta el sistema de revestimientos, de tecnología autóctona y tradicional (basado en el sistema de tabla y tapa-juntas)  y activada por diferentes mecanismos pasivos de acondicionamiento interno ; recolección y calentamiento de agua ; refrigeración y calefacción  por geotermia , ventilaciones cruzadas, cubierta con espacio de cámara de aire o sobre techo , etc.., etc..; La cabaña torre , al igual que todas las demás construcciones pensadas para la bio-reserva, explotan en el sentido no invasivo  los condicionantes del sitio , al mismo tiempo que los materiales y la mano de obra local, produciendo una simbiosis total con el medio socioambiental de su emplazamiento. 

El "SUM", también construido contiene todos los programas sociales y comunes de la reserva, (comedor, estar, auditorio, cocina y servicios ) y que emerge de la selva entre los arboles hacia una fuerte pendiente por sobre la entrada a todo el biolodge .

Posado sobre  un claro, y en tierras altas, su ubicación fue pensada para que la relación estrecha con la selva, buscada por todos estos edificios, se diversifique a manera de recorrido utilizando la proporción del edificio como un transcurrir desde el llano, y la flora y fauna que se relacionan con la cota cero, hasta los estratos más altos de la selva tomando distancia  y  buscando vistas lejanas hacia los parques provinciales que lo rodean .  El recorrido planteado , inicia en el interior del edificio y finaliza en su azotea, un espacio de deck que cubre todo el largo y que cuando la "cabeza" del edificio asoma por entre la selva funciona como mirador .

Este gesto de elevación que secciona al edificio en dos y lo contrapone con la pendiente, permite que el interior, apto para funcionar como comedor, estar y lugar de intercambio social se transforme, según sea necesario, en un auditorio o aula que nuclee en eventos de divulgación científica o de concienciación ecológica   a los biólogos, investigadores y amantes de la naturaleza que se congregan en este tipo de  lugares de los que todavía tenemos tanto por aprender.

 

Entendemos que este relevamiento particular de la selva, sus diferentes estratos, y el comprender a la arquitectura como un catalizador en estado activo y de interacción con las diferentes especies de flora y fauna que pueblan el lugar, tiene como objetivo fundamental el  promover una manera de pensar y hacer arquitectura en consonancia con las necesidades de un mundo que reclama cambios en nuestra forma de interactuar con el ámbito natural. 

Todo lo que resta es dejar el campo abierto a la experimentación y trabajar con el cuidado que estos ecosistemas esenciales para la vida en la tierra merecen .

 

 

Autores : ESTUDIO BORRACHIA ARQUITECTOS

Arq. Alejandro Borrachia

Ubicación : RUTA NACIONAL 101 km 68 / Paraje Independiente, 

Andresito, Misiones, Argentina
Colaboradores: Maximiliano Mazzitelli, Totorica Marisol Pace, Maria del Carmen Romay, Matías Carloni, Valeria Torterolo, Juan Ignacio Traverso

Ubicación: Andresito, Provincia de Misiones. República Argentina
 

 

 

Apartado

 

Arquitectura y naturaleza :  edificios "HÁBITAT"

 

El mundo contemporáneo nos plantea la  reconceptualización de algunos temas en relación  con la arquitectura y todo lo que involucra. 

Hoy no podemos referirnos  a un edificio desde una mirada unidireccional,  solo como el contenedor que da cobijo y confort al hombre , así como no podemos pensar en un sitio,  separando a la arquitectura de su entorno; Cuando queremos hablar de esto  nos referimos a un paisaje, una conjunción equilibrada o no, entre natural y artificial  con un resultado que solo puede ser el fruto de esa particular conjunción. (Aunque esta idea se base todavía en cuestiones superficiales, domina el campo de la teoría arquitectónica).

Entendemos entonces , que para lograr esta nueva mirada en relación con la arquitectura, debiéramos superar su propia noción; programa, forma, expresión, etc.. y todo lo que eso socialmente implica y hablar de un conglomerado de mecanismos,  entre naturales y artificiales, de interacción con los múltiples factores que posibilitan la vida en la tierra . 

Por eso tal vez al referirnos a un edificio cualquiera, y en especial a un sistema de habitación , podamos hablar de un hábitat , una porción de paisaje que construye plataformas de colaboración entre el habitante y la habitabilidad , entendiendo al habitante como a los miles de millones de organismos que pueblan la biosfera terrestre y a la habitabilidad como una idea superadora del solo hecho arquitectónico y que involucra a la naturaleza y todos sus procesos en función a la supervivencia de este "Habitante", con mayúsculas .

© estudio borrachia arquitectos - buenos aires  - argentina 

 

8eb2a9_042a5855e1aa4b7884709d2929c1babc.png
bottom of page